En Chile una persona promedio demora entre 70 minutos y 2 horas en llegar a su destino de trabajo en transporte público. Incluso, un 11% de los santiaguinos sobrepasa esta cifra. Esta es una cantidad realmente alta y considerando los clásicos viernes de taco, se puede llegar a duplicar a la hora de volver. Osea, gastamos entre 2 y 4 horas al día en traslados al trabajo.

En cambio, ¿qué pasa si nos desplazamos en aplicaciones de movilidad con auto privado? Hay estudios que hablan sobre 30 minutos menos que en transporte público por viajes de una hora. Osea, si viajas 2 horas al día en metro o micro, en DiDi solo te demorarías aproximadamente 1 hora. Imagínate que podrías hacer con todo ese tiempo libre, tendrías 40 minutos más para dormir, para pasear a tu perro o para estar con tu familia, entre muchas otras cosas que quedan a tu libre elección. Por lo tanto, ¿qué pasa si lo llevamos a tu gasto de tiempo anual?